jueves, 29 de marzo de 2007

Sala de torturas

Durante este último año he realizado un descubrimiento increíble, que ningún investigador se había atrevido a afirmar: Madrid adelgaza (por lo menos al principio, si doy crédito a lo que me decían mis compañeros de allí xD)

El tema es que en los 6 meses que estuvimos allí, adelgacé unos 5 kilos, sin dietas, deporte, y de hecho zampando como siempre o incluso más. Claro, yo más feliz que una perdiz, cebándome y encima adelgazando (el jefe, que estaba a dieta perenne, no estaba muy conforme con que yo adelgazase, pero es que la vida no es justa ;) )

Y entonces tuvo lugar un suceso que cambiaría drásticamente ese ritmo de adelgazamiento, amenazando con convertirme en una bola con patas: volver a Granada, y más aún a casa de mi madre...

Ahí se hizo patente la necesidad de hacer algo que me evitase recuperar esos 7 kilos (sé que eran 5, pero es que conociendo a mi madre, bien podría "recuperar" 7 en poco tiempo), por lo cual tomé una dura decisión, ¡me apunté a un gimnasio!


Otro gimnasio más bonito que el mío xD
P.D: No es el mío, pero este es más bonito


Así que nada, voy a un gimnasio que está "extremadamente lejos" de mi casa, a ver si así retraso lo inevitable. Y teniendo en cuenta que llevaba sin moverme desde... sí, hombre, si me acuerdo... ah, pos va a ser que no, no me acuerdo cuándo dejé de hacer deporte, pos eso, que he estado un tiempo con unas agujetas de la muerte. Además, cuando ves esas máquinas, piensas de todo menos que son para hacer deporte, concretamente una que me recordaba a la rueda de tortura de los castillos medievales :P
De momento tengo contrataos 3 meses (ofertas y tal), pero en mi casa hay dudas sobre cuánto duro allí. Se admiten apuestas...

6 comentarios:

Athenea dijo...

Tienes razón, la vida no es justa... pero tranquilo, cuando vivamos juntos podemos hacer toda la dieta que tú quieras, que no te lo voy a impedir, jajaja.

En cuanto a esa apuesta, y sin ánimo de ofender creo que no vas a durar mucho. Y si no, a las pruebas genéticas me remito, que tu hermano no aguantó ná, y eso que el primer día se dió un tute de 2 horas de spinning que eso no lo aguanta nadie..

Miauz dijo...

XDDDDDDDDDD

Pues por tu bien, yo espero que aguantes los 3 meses, no sólo por la pérdida de dinero, sino porque si no, vas a seguir engordando exponencialmente y podrás ir rodando a tós laos.... Aunque, pensando en la gasolina que ahorrarías.... no es tan mal asunto

A&K dijo...

El cuerpo humano (hablando de alimentación) sería como un banco +o-. Cada vez que comes haces 'ingresos' y cada vez que quemas calorías 'sacas dinero'. Ni es bueno estar sólo ingresando, ni tampoco sólo sacando. Hay que encontrar un término medio, de manera q poco a poco los gastos sean mayores q los ingresos (es decir, q mientras quemes más de lo q comes, puedes seguir comiendo lo mismo (tampoco sin pasarse :P)).

Creo q me he enrollado demasiado... Que lo importante es que si realmente quieres mejorar tu fisico entonces aguantas seguro los 3 meses. Cuando quieras tirar la toalla piensa en eso, pq lo estás haciendo para sentirte agusto contigo mismo.

Y sí, es sufrido hacer la rutina, tanto cardio (correr, bici...) como máquinas, pero todo tiene un precio. Yo al principio lo aguantaba, pero acabé 'odiando' el cardio, pq es lo q cansa más. Con las pesas -en ppio- tú te ajustas los pesos y puedes decidir si hacer más esfuerzo o no, pero tb cansa.

Y eso, si tienes alguna duda no dudes en preguntar, q algo sé del tema xD

PD: Yo estoy deseando volver a apuntarme a un gim!!!

Athenea dijo...

Curiosa relación entre los bancos y el cuerpo humano...

Ferguson dijo...

Pues mi banco no sé que pollas hace con mi dinero, porque de pobre no salgo.

pollo dijo...

Fergu, yo opinaba igual y estoy cogiendo algo de peso.

La clave es explotar tus límites estomacales. Cada día un poco más y al final terminas comiendo como los paduleños. Y así o engordas o mueres de colesterol xD