domingo, 24 de agosto de 2008

Castillos de arena


¿Quién no ha hecho nunca un castillo de arena?. Primero es un proyecto, cuando piensas la forma que le quieres dar, y luego con cuidado vas llevandolo a cabo lentamente, para que no se rompa mientras lo haces.
Pero a veces sólo alcanzas a ver la arena escurriéndose entre los dedos, y lo que había comenzado a ser un bonito castillo se deshace por una ráfaga de viento. En estos momentos en que ves cómo todo se deshace, sólo puedes hacer dos cosas: apenarte por lo que no has conseguido realizar, o intentar seguir adelante, pensar que quizás ese proyecto no era viable, y mejor que se deshaga ahora antes que verlo erosionarse lentamente. Aunque realmente, las dos cosas no son excluyentes, ya que la primera es inevitable, al fin y al cabo.
En fin, quizás un castillo fuese un proyecto muy ambicioso. Ahora toca empezar por pequeñas cosas...

8 comentarios:

Absolut dijo...

Al menos ahora sabes cómo construir mejor un castillo de arena. La segunda vez que se realizan las cosas siempre quedan mejor que la primera. Y sobre todo... construirlo más lejos de la orilla.

Miauz dijo...

Si es que es lo que tiene, que la construcción está en crisis y no se sabe cómo va a acabar estallando la cosa.

Bromas a parte, ánimo con tu castillo de arena, intenta aprender de lo que ha pasado y, aunque parezca difícil, sigue adelante. Ya sabes que si necesitas algo aquí me tienes... porque las cosas con amigos siempre son más entretenidas.

daflaura dijo...

Leyendo lo que has escrito me he acordado de un relato que encontré entre papeles y papeles que tenía guardados (como últimamente me ha dado por reorganizarlo todo y tirar cosas viejas)... se llama "Miedo a Caer":

Esta es la historia de un autor teatral novel que pierde la confianza en sí mismo la noche previa al estreno de su obra. Esa noche, al soñar, asciende por una larga pared rocosa hasta alcanzar la cima, donde encuentra al Señor de los Sueños que le ayudará a hacer frente a sus miedos:
"Si no trepas, no caerás. Es cierto. Pero, ¿tan malo es fracasar, tan duro es caer? A veces despiertas. A veces la caída te mata. Pero hay una tercera alternativa."
"A veces, cuando caes, vuelas".

... y yo que te veo madera de gorrión jeje ;)

Auron dijo...

Granos de arena hay casi infinitos en el planeta y por tiempo para ponerse a construir no te preocupes, también tienes de sobra.

Iván dijo...

Bueno como tu bien dices ahora a por cositas pequeñas, metas fáciles de cumplir, ¡a jugar con los rastrillos y las palas! Y no pienses que nada es demasiado ambicioso ni sientas recelos de empezar proyectos nuevos, mi padre me solia decir que, a montar en bicicleta, se aprende montando en bicicleta.

Si necesitas desconectar, estas invitado a Lausanne!

Ferguson dijo...

Déjate de castillicos de arena y entrena al Soul Calibur 4!!!!

Muajajajaja!

Quique dijo...

Iván, no digas muy alto lo de Lausanne, que lo mismo me animo ;)

Fergu, yo encantao de entrenar al soul calibur, pero dado que no tengo la xbox tendrás que invitarme al vicie para que pueda entrenar xD

Alfonso E. dijo...

No voy a soltar el aforismo típico, sólo decir que si necesitas salir por ahí, fuera de los "ambientes tradicionales" me aviso a Francis o a Pedro y echamos un rato largo y tendido.