miércoles, 16 de julio de 2008

La torre de las siete llaves

Así es como han bautizado por aquí a mi nuevo centro de trabajo: el despacho de investigación en Ciencias.

Lo del nombre está claro, hay que abrir tres puertas, una blindada, y otras dos con dos cerraduras cada uno, con lo que necesitas un señor llavero na más que para entrar.

No se está nada mal, la verdad. Para variar, ahora sí tengo mesa propia, hay luz natural (aunque la complementemos con la del techo para que no se le fría la cabeza a los que están pegados a la ventana), buenas vistas al cesped de ciencias y sobre todo, lo más importante, se puede desayunar por 1 euro café y media tostada xD

Aquí está mi mesa


Vistas desde la ventana


De integrarme, estupendamente, todos son simpatiquísimos, y nada como unos días de irse a desayunar para meterte en el grupo ;)
Y aparte de todo, tengo un compañero de mesa que aunque es un poco callado, la verdad es que no molesta nada nada...

Cortocircuito (Nº 5)


Pos nada, cuando averigue el horario de los aspersores ya me plantearé programar desde el cesped (o cuando le ponga una funda impermeable al portátil :P

10 comentarios:

credit report dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Auron dijo...

Te prometo que en cuanto he visto el título del post pensaba que era el comentario sobre un libro de estos de aventuras que alguna vez has hecho xDDD Pero entonces he leído lo que era y he vuelto a la triste realidad del trabajador :P

Las vistas me han gustado, sirve mucho para distraerse (en el buen sentido) un rato del maldito ordenador. Y lo de tu compañero de trabajo tranquilo qué suerte! Porque aquí todo el mundo no para de meter jaleo.

Miauz dijo...

Me alegro de que te sirviera el megallavero que te dejé xDDD y que te estés adaptando bien al sitio y a los compañeros.

Respecto a cortocircuito, ten cuidado, no le des de comer antes de las 12... o era al revés?

Quique dijo...

auron, la verdad es que sonaba como eso, tienes toda la razón. pero bueno, si te has quedao con ganas, a ver si me leo algún otro librito de esos y hago una crítica nueva.

miauz, si no se le puede dar de comer por la tarde... no te preocupes, no pienso estar por la tarde para darle de comer xD

alayma dijo...

Ya vemos que eso de no tener a los jefes encima... te da tiempo libre para hacer fotitos y todo eh :P

Ferguson dijo...

Jaja, yo también había pensado que era un libro xD

Athenea dijo...

Me alegro que estés agusto en Ciencias, es verdad que las vistas son estupendas.

Un consejo: cuidado con el café de allí. Su uso continuado provoca desarreglos intestinales.

Alfonso E. dijo...

¿Soy el único que cuando ha visto el título ha pensado en esta obra maestra?

Quique dijo...

alfonso, tengo que reconocer que puede que fueses el único en pensar en ese disco xD. por mi parte, es que ni lo había oído nombrar jamás (inculto que es uno)

y lo del café y sus efectos secundarios, ya me han advertido, así que para no sobrecargar mucho a mi estómago, lo alternaré con capuccinos ;)

Alfonso E. dijo...

No tendrías por qué haberlo nombrado, pero me parecía curiosa la coincidencia. Por el título pensaba que iba a ser una reseña de un libro en el que seguramente iba a estar inspirado el disco :).

Enhorabuena por el cambio, por cierto.