sábado, 6 de septiembre de 2008

Volver a empezar

Volver a empezar es algo complicado. Poco a poco, sin darte cuenta, vas llenando tu vida de infinidad de pequeñas cosas de las que luego no te es fácil deshacerte. Fotos de cuando medías dos palmos menos, con algunas personas a las que no ves desde hace tiempo, y con otras que aún hoy están ahí a tu lado. Canciones que ya no recordabas que te gustaban, pero que al escucharlas ahora te traen recuerdos a la mente. Libros y poemas que te leíste hace la tira de tiempo.

Lo más difícil es coger todo eso y decidir qué quieres guardarte para ti, y qué relegar al olvido. Y cuando no lo tienes claro, lo más fácil es intentar guardarlo todo...

Menos mal que mi disco duro es grande!! No me acordaba yo de lo difícil que era formatear un ordenador, cojones xD

4 comentarios:

Alfonso E. dijo...

También puedes hacer una redirección a /dev/null de lo que no quieras... Recuerda que tiene capacidad infinita :D.

Miauz dijo...

Puff anda que no es cansino, por eso yo me dividí el HD en 2 para poder olvidarme un poco de eso... Aunque me estoy quedando sin disco duro y me tocará hacer limpieza :S

Auron dijo...

Uffff no me hables de limpieza... Bueno, lo primero decir que yo soy un poco Diógenes para estas cosas, que me gusta guardar de todo todo todo. De hecho estas vacaciones me ha tocado ordenar cosas, y me he pegado unos viajes al pasado increíbles (apuntes de facultad, revistas de hace años, cosas del crucero y demás), y como era de esperar al final he tirado cosas, pero pocas, me gusta saber que tengo esos recuerdos :)

Y sobre el tema informático ya hace mucho tiempo nos pillamos un HD extraíble donde metemos toda la broza, y menos mal, porque más de una vez nos ha salvado de una catástrofe.

Ferguson dijo...

Alfonso, que fotaza!!!

Yo últimamente estoy en plan tirarlo todo por la ventana.